Estrés y Ansiedad, detrás de la problemática de la Eyaculación Precoz

Se trata del trastorno de eyaculación más frecuentes que por lo regular afecta a varones jóvenes. Existen distintos trastornos de la eyaculación en el varón de los cuales el más frecuente está relacionado con el tiempo en que puede alcanzar esta condición, tras llegar al orgasmo.

En lo que se refiere a la alteración cronológica se presentan los casos en que la eyaculación es muy rápida, es decir que el varón expulsa el semen en tiempos cortos (menos de un minuto tras iniciar el acto sexual) o antes de que su pareja llegue al clímax, llevándola a una insatisfacción sexual.

Existen casos en que puede haber un retraso en la salida de este fluido corporal, aun después de haber alcanzado el orgasmo. Hasta un 30 por ciento de los hombres, pueden padecer esta condición anormal que se deriva básicamente de una condición de estrés y ansiedad que antecede a la relación sexual y que acelera este proceso fisiológico.

La causa de este trastorno es meramente psicológica, se trata de un estrés en general, puede ser por alguna situación en su trabajo, o alguna preocupación económica. Es una situación en que la eyaculación precoz o alterada en tiempo ocurre de forma repetitiva con un estándar de hasta cinco de cada 10 veces que se tiene una relación sexual.

Algunos varones pueden tener una eyaculación precoz alguna vez en su vida derivada de una excitación sexual intensa derivada de un estímulo.

Básicamente podría definirse como un trastorno si ocurre de forma frecuente y sobre todo si genera en la pareja insatisfacción sexual por el hecho de haber una disparidad en el punto de llegar juntos al clímax, durante el acto sexual.

En cuanto al retraso en la eyaculación, la estadística es menos frecuente y se estima que asciende al 11 por ciento de la población masculina.

Éstas anomalías pueden ser tratadas a través de terapia psicológica y suministro de fármacos para reducir la ansiedad por un tiempo mínimo de seis meses y con lo cual el paciente mejora su vida sexual considerablemente.

Además se recomienda alguna terapia de relajación, así como algunas técnicas durante la relación sexual para retardar la llegada de la eyaculación y que el acto sea más duradero y placentero para él y su pareja.

En el IMSS, se detectan y atienden alrededor de ocho casos por mes de varones con eyaculación precoz, sobre todo en edades jóvenes y en plena etapa reproductiva, entre los 20 y 40 años.

Se atienden además otros trastornos de eyaculación que incluyen anomalías en cuanto a forma y cantidad en la expulsión del semen, que esta se presente de forma retrógrada (con trayecto a la vejiga), que se acompañe de dolor o insensibilidad o incluso ausencia de la misma , tras el acto sexual (aneyaculaciòn).

Acerca de la Eyaculación precoz

¿Qué es la eyaculación precoz? La eyaculación precoz se produce cuando un hombre tiene un orgasmo antes de lo que su pareja desearía. La eyaculación precoz puede suceder antes de la penetración o poco después de esta.

No existe un tiempo preestablecido con respecto a cuánto debe “durar” un hombre en las relaciones sexuales. Pero cuando un hombre tiene un orgasmo antes de lo que desearía, pierde la erección y no puede continuar teniendo relaciones sexuales. La eyaculación precoz puede producir frustración y vergüenza. Es posible que sienta que no le alcance el tiempo para disfrutar de las relaciones sexuales. Es posible que tenga dificultades para satisfacer a su pareja. Para algunos hombres, la vergüenza que produce la eyaculación precoz puede provocar problemas en la intimidad y dañar sus relaciones.

La eyaculación precoz es un problema común entre los hombres. Alrededor del 30% al 40% de los hombres tienen este problema en algún momento de sus vidas.

¿Cuál es la causa de la eyaculación precoz? Una serie de factores emocionales y físicos pueden provocar eyaculación precoz. Puede suceder cuando un hombre está demasiado excitado o estimulado, o si tiene el pene muy sensible. También puede suceder si un hombre está nervioso o se siente incómodo con una nueva pareja. Muchos hombres que tienen una cantidad baja en el cerebro de una sustancia química especial que se llama serotonina, razón por la cual pueden tener problemas de eyaculación precoz.

Otras causas comunes incluyen las siguientes:

  • Ansiedad relacionada con el desempeño
  • Sentimiento de culpa
  • Estrés
  • Problemas de pareja

¿La eyaculación precoz es un signo de un problema de salud grave? No en la mayoría de los casos. Rara vez, la eyaculación precoz es el resultado de un problema de salud grave, como el daño en el sistema nervioso provocado por una cirugía o un traumatismo.

¿Cómo se trata la eyaculación precoz? A menudo, la eyaculación precoz desaparece sin tratamiento. Pero si sucede con frecuencia y los hace infelices a usted o a su pareja, podría convenirle hablar con su médico de familia. Existen varios métodos posibles para retrasar el orgasmo.

Métodos conductuales. Son útiles para más del 95% de los hombres que tienen eyaculación precoz. En este tipo de tratamiento, se practica controlar la eyaculación, ya sea solo o con una pareja.

Además de usar un método conductual, podría convenirle probar distracciones mentales. Por ejemplo, piense en los nombres de los jugadores de su equipo de deportes favorito mientras está siendo estimulado sexualmente.

En el método de comenzar y detenerse, usted o su pareja estimulan el pene hasta que usted siente que está a punto de tener un orgasmo. Luego, la estimulación se detiene durante alrededor de 30 segundos. Una vez que recupera el control de la respuesta, la estimulación vuelve a comenzar. Este proceso se repite 3 ó 4 veces antes de que usted se permita tener un orgasmo.

El método de oprimir funciona de manera similar. Cuando usted siente que está a punto de eyacular, usted o su pareja oprimen suavemente la cabeza del pene durante alrededor de 30 segundos para que usted comience a perder la erección. Este proceso se repite varias veces antes de que usted se permita alcanzar el orgasmo.

Asistencia psicológica. La ansiedad, la depresión y otros problemas emocionales pueden provocar eyaculación precoz. Para estos problemas, puede ser útil buscar la ayuda de un psicólogo, un psiquiatra o un terapeuta sexual. Hacer terapia de pareja también puede ayudar si las causas de la eyaculación precoz son problemas de pareja.

Tratamientos médicos. Hay varios tratamientos médicos que pueden ayudar a los hombres que tienen eyaculación precoz. Algunos antidepresivos parecen ayudar a retrasar la eyaculación, incluidos los antidepresivos que se llaman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Su médico podrá valorar en prescribirle este tratamiento de acuerdo a su tolerancia a éstos, ya que pueden provocar efectos secundarios como náuseas, boca seca y somnolencia. Los antidepresivos también pueden disminuir su deseo de tener relaciones sexuales.

También pueden usarse cremas anestésicas para prevenir la eyaculación precoz. Estas cremas se aplican en la cabeza del pene para hacerlo menos sensible. Por lo general, la crema se aplica alrededor de 30 minutos antes de tener relaciones sexuales y luego se enjuaga una vez que la sensibilidad del pene haya disminuido. La crema debe enjuagarse antes de tener relaciones sexuales. Si se deja puesta la crema, puede provocar pérdida de la erección y entumecimiento vaginal.

Para algunos hombres, el solo hecho de usar un condón puede ayudar a retrasar la eyaculación, porque puede reducir ligeramente la sensibilidad del pene.

Fuente: IMSS – Coordinación Delegacional de Comunicación Social. Family Doctor (USA)

Acontecer Médico®. D.R. 2017

Publicaciones Similares

Leave a Comment