Diabetes infantil, una afección cada vez más común entre los niños mexicanos

  • 13,500 niños sufren diabetes tipo 1 en México
  • Un intercambio de información entre los padres y la escuela, ayudará a los niños a mantener controlada su diabetes.

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes (IDF) 542,000 jóvenes (menores de 15 años de edad), viven con diabetes “Tipo 1”, de los cuales 13,500 casos se encuentran en México.1

La vida escolar de un niño con diabetes no se diferencia de la de cualquier otro niño, ni tampoco debe representar ningún problema para el colegio. Generalmente, el niño con diabetes debe inyectarse insulina durante el horario escolar. Por tal motivo es necesario que los profesores conozcan los aspectos más importantes del tratamiento, así como las situaciones que pueden darse durante la jornada escolar.

Por ello, mantener un intercambio de información fluido entre los padres y la escuela ayudará a los niños a mantener controlada su diabetes y a tener una mejor calidad de vida. Además, cuanto mejor informada esté la escuela, más fácil resultará su colaboración en el control de la enfermedad del menor.2

“En un mundo perfecto, los maestros y el resto del personal escolar entenderían cómo tratar la diabetes y podrían ayudar al alumno si fuera necesario. Sin embargo, en el mundo real, es necesario que los padres e instituciones de salud brinden información a la escuela y trabajen con el personal para mantener al estudiante sano(a) y salvo(a), independientemente de lo que les depare el día en la escuela.” Señaló la Dra. María Elena Sañudo, endocrinóloga y médico internista.

 

La diabetes tipo 2, se ha convertido en una afección cada vez más común entre los niños menores de 15 años debido a factores como obesidad y sobrepeso en la infancia y falta de actividad física y sedentarismo. Lo grave es que, aunque la diabetes infantil puede prevenirse con una buena alimentación y actividad física, en la actualidad constituye la segunda enfermedad crónica más común en la infancia.

The device for measurement of quantity of sugar in blood

Su aparición es repentina, no se puede predecir ni prevenir. Sus síntomas son bastante evidentes:3

  • Debilidad
  • Aumento de sed
  • Volumen de orina
  • Visión borrosa
  • Pérdida de peso

Las actividades no son compatibles con la rutina que les tocará vivir en la escuela. “Los estudiantes de más edad se sentirán cómodos haciéndose las pruebas de azúcar en la sangre, inyectándose insulina y ajustando los niveles si utilizan una bomba de insulina. Los de menor edad y aquellos que acaban de enterarse de que tienen diabetes necesitarán que los ayuden con el cuidado diario de esta afección.” agregó la Dra. Sañudo.

Además de contar con un portafolio con soluciones integrales a pacientes, familiares y profesionales de la salud,4 existen nuevos tratamientos, que ayudan a los pacientes con diabetes a tener una mejor calidad de vida y un buen control de la enfermedad.

Padecer diabetes en la etapa infantil puede parecer complicado. Sin embargo, la clave está en que toda la familia adopte un estilo de vida saludable. Transmitirles a los hijos que todo está bajo control y lo único que necesitan, es tener ciertos cuidados.

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://www.fundaciondiabetes.org/upload/publicaciones_ficheros/95/IDF_Atlas_2015_SP_WEB_oct2016.pdf
  2. ENSANUT2012ResultadosNacionales.pdf
  3. La escuela primaria como ámbito de oportunidad para prevenir el sobrepeso y la obesidad en los niños.pdf
  4. Asumiendo el control de la Diabetes, México 2016.pdf
  5. http://www.sanofi.com.mx/l/mx/sp/layout.jsp?scat=B8BC0C18-E1F6-414F-A9A3-47016F6389D3

Acontecer Médico®. D.R. 2017

Publicaciones Similares

Leave a Comment