Un piso pélvico fuerte previene la incontinencia urinaria

El término “piso pélvico” se refiere al grupo de músculos que forman una especie de cabestrillo o hamaca a través de la pelvis. Junto con los tejidos circundantes, estos músculos mantienen en su lugar los órganos pélvicos como el útero, el cuello uterino, la vagina, la vejiga o los intestinos, para que puedan funcionar correctamente. A lo largo de nuestra vida, el piso pélvico se va debilitando por algunos factores, tales como “tener un estilo de vida sedentario, partos múltiples, bebés de gran peso al nacer, obesidad, esfuerzo crónico, ejercicio de alto impacto y practicar ciertos deportes.

De acuerdo con Katie Beckham, fisioterapeuta de salud pélvica del Houston Methodist Hospital, “el fortalecimiento de la cadera ha demostrado ser útil para robustecer los músculos del piso pélvico y la activación del músculo de bajo vientre o “skinny jeans”. ¿Cómo hacer esto? Imaginen cuando quieren ponerse unos jeans apretados, lo que hacemos es comprimir los músculos del estómago hacia atrás en dirección a la columna vertebral. Pues este simple ejercicio, que muchas mujeres realizan cotidianamente al ponerse los jeans, es excelente para mantener los músculos pélvicos sanos.

Cuando el debilitamiento del piso pélvico es menor, existen terapias que ayudan a fortalecer los músculos del piso pélvico, tales como los ejercicios de Kegel. El término Kegel lleva el nombre del médico que descubrió estos músculos. A la pregunta expresa de por qué no es recomendable ejercitar el piso pélvico conteniendo la respiración, la especialista del Houston Methodist Hospital aseguró que “problemas como la incontinencia urinaria o el prolapso a menudo se deben al aumento de la presión intraabdominal, por lo que tenemos que enseñarle al paciente que no se debe dejar de respirar durante las actividades de levantamiento de objetos o cuando se realiza una rutina de pesas”.

A menudo, cuando el daño de los músculos del piso pélvico se agrava y los ejercicios no son ya suficientes, es necesario pensar en cirugía. Al respecto, Katie Beckham explicó que una paciente con este problema debe estar atenta a los siguientes síntomas y signos inminentes para ser sometido a un procedimiento quirúrgico: “Cuando la persona presenta dificultad para vaciar los intestinos o la vejiga, si tiene una sensación dolorosa de pesadez o bien, si siente un bulto en la abertura vaginal, es momento de evaluar con el médico la posibilidad de una cirugía de piso pélvico.”

Fuente: Houston Methodist Hospital – CDMX marzo 2018

ACERCA DEL HOUSTON METHODIST HOSPITAL

Ubicado en el Centro Médico de Texas, el Houston Methodist Hospital es considerado como el número uno en el estado de Texas y en la ciudad de Houston por la prestigiosa revista U.S. News & World Report. El Houston Methodist Hospital es reconocido a nivel mundial por su investigación médica de vanguardia, por la atención y cuidado a sus pacientes y por sus áreas de alta especialidad en: Cardiología y Cirugía de Corazón; Diabetes y Endocrinología; Gastroenterología y Cirugía Gastrointestinal; Geriatría; Nefrología; Neurología Y Neurocirugía; Ortopedia y Medicina Deportiva; Neumología y Trasplantes. El Houston Methodist Hospital cuenta con una reconocida área de Wellness donde se realizan estudios y check-ups de primer nivel. De esta forma se obtiene un panorama completo e integral del estado físico y de salud de cada individuo y se puede construir, a través de un grupo multidisciplinario de expertos, un programa preciso y personalizado de salud a futuro.

Acontecer Médico®. D.R. 2018

Publicaciones Similares

Leave a Comment